Sleep On Nature

Trucos y consejos para cocinar mejor

Salsa barbacoa casera

Hay miles de marcas de salsa barbacoa en el supermercado, pero yo prefiero hacerlo en casa. No tengo ninguna razón para no hacerla con lo fácil que es. No es que sea muy fan de las salsa, pero si que me gusta añadir una buena salsa barbacoa a las pizzas caseras que hago. Incluso suelo añadir un poco a la paella de marisco.

Esta receta me la paso una amiga, y es dulce y picante a la vez. Tiene hasta un toque ahumado (si le añades el humo líquido) como las profesionales. He probado muchas recetas antes de dar con esta, que creo que es la que más se acerca a lo que quería.

Salsa barbacoa casera

El resultado final dependerá de la calidad del puré de tomate, si el tomate es más dulce o más ácido la salsa cambiará de sabor. Pero si tienes una marca concreta, puedes utilizarla.

La cantidad de salsa es suficiente para un par de pizzas de pollo barbacoa.

Ingredientes para aproximadamente 1 y 1/2 tazas:

Elaboración:

Calienta un chorrito de aceite de oliva en una cazuela de tamaño mediano a fuego medio. Incorpora la cebolla picada en cubos y sofríela durante 5 minutos, hasta que esté suave. Agrega el ajo picado y sofríelo durante un minuto o dos.

Baja la temperatura y vierte la pasta de tomate, la salsa de tomate y el comino. Incorpora todos los ingredientes restantes. Remueve todo y deja que se cocine durante unos 7 minutos, hasta que coja la consistencia que te guste (más líquido o más espeso).

Prueba la salsa y ajusta si se necesita, la sal, la pimienta u otros condimentos. Tritura la salsa con una batidora de mano hasta que quede muy fina. En este punto puedes ajustar la consistencia, si la quieres más líquida añade una o dos cucharadas de agua, y si la quieres más espesa, puedes reducirlo al fuego unos minutos.

Vierte la salsa directamente en la comida o en un tarro hermético para guardarlo en la nevera hasta por 2 semanas.
También se puede congelar hasta 3 meses.

Esta salsa es perfecta para la masa de pizza que os hemos enseñado aquí. Desde luego es mi pizza favorita, a la barbacoa. ¡Está riquísima!

Normalmente en casa hacemos dos pizzas, las dos con esta salsa. Y como suele sobrar la congelamos para la siguiente semana. Al final nos basta con hacerla dos veces al mes.

Si quieres ver cómo hago más recetas, visita la página arrozconbogavante.com.es.