Sleep On Nature

Trucos y consejos para cocinar mejor

Mis postres favoritos

Me considero una apasionada de los dulces. Siempre que termino de comer, suelo finalizarlo con un postre. Siempre quiero más postres, nunca tengo suficiente con un pedacito de tarta o de helado.

Recientemente he hecho una mousse de chocolate que saque de la web moussechocolate.es, aunque personalmente prefiero la de yogur, que es una de mis favoritas. A continuación os dejo la receta:

Mis postres favoritos

Mousse de yogur

INGREDIENTES

ELABORACIÓN

En un bol, batimos los yogures con los 125 gr de azúcar hasta que se el azúcar se disuelva. Por otra parte, hidratamos la gelatina con un poco de agua, y lo terminamos de disolver en un poco de leche que añadiremos a la mezcla de yogur.

En otro recipiente limpio y seco, batimos la nata bien fría hasta que prácticamente esté montada. En ese momento añadimos los 75 gr de azúcar, y continuamos batiendo la nata hasta que se empiecen a formar picos firmes.

Con movimientos envolventes, mezclamos la nata montada con la mezcla de yogur y lo ponemos en varios moldes individuales que refrigeraremos durante una hora. Podemos servir esta mousse con unas frutas rojas a modo de decoración.

Un postre que me gusta bastante, aunque no hago mucho, son las tejas. En esta ocasión, os dejo la receta de unas tejas de naranja.

Tejas de naranja

INGREDIENTES

ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 180º C y forramos una bandeja para horno con papel vegetal.

Rallamos las naranjas y las hacemos zumo. Este zumo lo mezclamos con el azúcar glas, la harina y la mantequilla líquida fría. Agregamos la ralladura y lo mezclamos todo.

Dejamos que repose durante 30 minutos. Añadimos 2 cucharadas de masa sobre el papel vegetal y le damos forma redonda con ayuda de una cuchara. Hacemos lo mismo con el resto de la masa, dejando espacio entre teja y teja para que no se junten.

Introducimos las tejas en el horno y dejamos que se cocinen durante 5 minutos, o hasta que empiecen a adquirir un bonito tono dorado.

Las sacamos y despegamos. Para darle la forma de teja, hay que dejar que enfríen sobre un objeto redondeado, como un rodillo o algo aproximado. Cuando estén frías se endurecerán y se podrán comer.

Hay muchos postres más que me gustan y que os iré poniendo en otros posts más adelante.