Sleep On Nature

Trucos y consejos para cocinar mejor

Judías blancas: mi legumbre favorita

Como ya os cuento en el título, las judías blancas (o alubias) son mi legumbre favorita. Mira que me gustan las legumbres en general, pero si tengo que elegir, me quedo con unas buenas judías blancas estofadas.

Mi familia me pide generalmente otros platos de legumbres, porque suelo hacer siempre el que más me gusta a mi, que es la receta que os voy a poner a continuación y saqué la receta de aquí.

Judías blancas: mi legumbre favorita

Esta receta sirve tanto para unas judías blancas como para unas alubias rojas o pintas, y si adaptáis el tiempo de cocción, también os vale para unos garbanzos.

Ingredientes para 4 personas:

Antes de todo, hay que saber si la judía blanca es del año. Si es así, no es necesario ponerla en remojo el día anterior, pero si no lo es, tendremos que ponerla en agua durante toda la noche.

¿Cómo saberlo? Preguntándole al vendedor. Es posible que nos diga que es del año, pero que esté mezclada con otra judía blanca anterior, por lo que es mejor no fiarse, o preguntárselo si tenemos mucha confianza en él.

Si no estás del todo seguro, lo más recomendable es remojarla.

Elaboración:

Ponemos las judías blancas (después de haber remojado toda la noche) en una cazuela con agua, que suba un poco más que las judías. Lo ponemos a fuego medio y dejamos que cuezan con la tapa puesta.

Cuando veamos que el agua se ha reducido y las judías están al descubierto, volvemos a añadir una taza de agua fría para "espantarlas". Tapamos la cazuela y dejamos que vuelva a cocer de nuevo hasta que se vuelva a reducir el agua.

Vertemos otra taza de agua hasta que queden cubiertas, el aceite de oliva, la cebolla entera, el puerro entero, la zanahoria entera, el tomate entero y los dos dientes de ajo. Dejamos que cuece todo suavemente durante 2 horas, revolviéndolo con cuidado con una cuchara de madera para que no rompamos las alubias.

Mientras tanto, en otra cazuela, se ponen todos los productos cárnicos (excepto la morcilla) a cocer en agua hirviendo durante 1 hora aproximadamente, hasta que estén tiernos. La morcilla la troceamos en rodajas y la freímos en una sartén hasta que esté dorada.

Una vez que pase el tiempo, comprobamos si las alubias están tiernas. Si es así, sacamos todas las hortalizas y las trituramos con la batidora, para añadirlas nuevamente a las alubias. Le damos un último hervor, y sazonamos con sal.

Se sirven las judías blancas por una parte, y todo el compango por otra.