Sleep On Nature

Trucos y consejos para cocinar mejor

Ilumina la cocina con lámparas de sobremesa

La iluminación cenital muchas veces no es suficiente para iluminar correctamente una cocina. Y para mi, una buena iluminación en el lugar donde paso tantas horas al día, es imprescindible.

Los plafones de techo no dan toda la luz que necesito. Quiero lámparas de sobremesa y con una visita rápida a Gangahogar encontré modelos que encajaban en mi presupuesto. En Ikea o Leroy también hay soluciones adsequibles.

Ilumina la cocina con lámparas de sobremesa

Si quieres luz lo mejor es contar con grandes ventanas y luz natural, pero en mi casa no había. Si a ti te pasa lo mismo, probablemente ya hayas considerado cablear la cocina y colocar halógenos empotrados. Pero si tu casa es de alquiler, hacer obra no es una opción.

Por suerte, hay muchas opciones que puedes probar para ver mucho mejor cuando cocinas. Si no tienes mucho espacio para colocar una lámpara de pie, lo mejor es optar por lámparas de mesa, que tienen un tamaño más reducido y se pueden colocar en casi cualquier sitio.

Una vez que has echado un vistazo a las cocinas que ya han incorporado esta tendencia, te das cuenta de lo bonito que quedan. Las lámparas de mesa no sólo pueden ser una solución menos costosa y menos permanente, a tus problemas de visibilidad, sino que cuando se eligen bien, pueden ser un objeto de decoración perfecto.

Aunque no sea la solución más común, si que es una buena idea, y realmente queda integrado. Hay varios sitios donde las puedes colocar para lograr diferentes efectos. estos son algunos ejemplos:

En una esquina. Una pequeña lámpara situada justo en la esquina de la cocina, es perfecta para iluminar los puntos negros cuando se prepara la comida. No hace falta que sea muy potente, pero con este punto más de luz, la visibilidad será perfecta. Y cuando todas las demás luces se apaguen, puedes dejar ésta encendida por la noche.

Al lado del fregadero. Dos lámparas de mesa colocadas a los lados del fregadero, pueden ser el marco perfecto. A ser posible, que sean en colores que combinen con la decoración de la cocina. Puedes elegir unas de pantalla de tela o papel para crear una combinación con las cortinas de las ventanas.

En un altillo. En el caso de que tu cocina sea de estilo rústica, seguro que tienes un altillo divisorio entre un lado y otro. Ese puede ser un buen sitio para colocar una o dos lámparas de estilo contemporáneo. Además de añadir un cálido brillo al espacio, te servirán como iluminación adicional.

En la encimera. Al utilizar unas lámparas del mismo color que los armarios y la mesa, se funden con el entorno y no producen la sensación de que están desubicadas.

Decoración simple. Añadiendo una lámpara decorativa, le aportas mucha personalidad a la cocina, además de luz.