Sleep On Nature

Trucos y consejos para cocinar mejor

2 ensaladas diferentes

Si hay un plato versátil, es una ensalada. Se puede preparar de mil maneras diferentes, con variados ingredientes y distintos aliños. Puede ser de legumbres, de arroz, de pasta o de verduras, y puede ir acompañada de carnes, pescados o más verduras.

Hoy os propongo dos ensaladas completamente diferentes.

2 ensaladas diferentes

Ensalada de garbanzos

Para hacer más rápida y sencilla esta receta, podemos utilizar garbanzos cocidos de bote, que solo tendremos que lavar bien y escurrir.

Ingredientes para 4 personas:

Elaboración:

La noche antes, ponemos los garbanzos a remojar. El día siguiente los escurrimos y ponemos en una olla a cocer en agua durante 1 hora y media, hasta que los garbanzos estén blandos.

Cuando estén cocidos, se escurren y se refrescan bajo agua fría.

Nos disponemos ha hacer una vinagreta, cortando las chalotas y los pimientos del piquillo muy finamente. Escaldamos el tomate durante un par de minutos, le retiramos la piel y las pepitas y lo picamos muy finamente. Mezclamos todo esto con vinagre y aceite de oliva, utilizando la cantidad que más nos guste.

Lo salpimentamos con sal y pimienta negra y lo mezclamos con los garbanzos. Por último, se añade el huevo cocido troceado y el perejil picado espolvoreado por encima.

Ensalada templada con salmón

Ingredientes para 4 personas:

Elaboración:

Mezclamos el aceite de oliva y el zumo de los dos limones para hacer una marinada. Limpiamos el salmón de espinas, escamas y piel y lo sumergimos en la marinada durante varias horas.

Lavamos y preparamos la lechuga y la endivia y la colocamos en una fuente de forma bonita. Lavamos los tomates cherry y los partimos por la mitad, poniéndoles encima de la lechuga. Sazonamos estas verduras y añadimos un poquito de aceite de oliva por encima.

Precalienta el horno durante 15 minutos con el gratinador a 200º C.

Sacamos el salmón de la marinada (reservándola para después) y lo colocamos en filetes finos sobre una fuente engrasada con mantequilla. Introducimos el salmón en el horno durante 1 minuto por cada lado, hasta que justo la carne se vuelva opaca.

Sacamos el salmón del horno y lo colocamos encima de la ensalada. Vertemos por encima la marinada que hemos utilizado para el salmón, y ajustamos los condimentos si fuese necesario.

Servimos la ensalada templada.