Sleep On Nature

Trucos y consejos para cocinar mejor

Cómo es la cocina de mi sueños

Creo que desde que me independicé, empecé a imaginarme la cocina que quería cuando comprase mi propia casa. La cocina, para mi, es la estancia más importante de la casa, pues es donde paso mucho tiempo cocinando.

Desde que enciendo una lámpara por la mañana para hacer el desayuno y pasar un rato desayunando con mi familia, hasta que la apago después de cenar todos juntos.

Cómo es la cocina de mi sueños

Tenía atados todos los cabos sueltos, ningún detalle estaba al azar. Y 10 años después, puedo decir que tengo la cocina que siempre he querido.

Siempre me ha gustado la mezcla de estilos, y para la cocina quería una mezcla entre estilo rústico e industrial, con detalles en metal, como las lámparas, los tarros y las sartenes colgadas de las paredes, y mucha madera, en la isla de la cocina, en la mesa y las sillas.

Los armarios son de un color azul oscuro mate, casi índigo, lo cual resulta perfecto para ocultar todas las manchas. Los tiradores son de tamaño pequeño y en color dorado, y hay muchas baldas y armarios para el almacenamiento de todas mis cosas.

Tampoco puede faltar un equipo de electrodomésticos completo, una nevera, dos hornos (uno más grande y otro más pequeño), y no puede faltar una olla GM, que es mi ayudante de cocina favorito.

Lo que más me gusta es el fregadero de cerámica blanco, que contrasta entre todos los muebles y armarios oscuros. Para darle más contraposición a los tonos oscuros, la encimera es de mármol en tonos claros, y las paredes también tienen un color blanco roto.

En mitad de la cocina, hay una isla que hace las veces de mesa para desayunar, iluminada por 3 luces industriales que caen del techo. Es perfecta para guardar ingredientes y poder elaborar la comida con desahogo.

Los suelos, al igual que la mesa y las sillas, son de madera, de un color muy parecido entre sí. La mesa principal es extensible, para que quepa toda la familia y más gente si viene de visita, y cuenta con una bancada y varias sillas.

Lo mejor de este espacio, es toda la luz natural que entra por las amplias ventanas, y las vistas al jardín. Los techos altos y abovedados hacen de esta habitación, todavía más grande de lo que realmente es, y por eso me he permitido poner colores oscuros en los armarios.

Todo el conjunto combina a la perfección, y me encanta. Es como siempre lo hacia soñado.